Creencia




Creencia (según el diccionario etimológico)

La palabra creencia es un formación romance con sufijo latino -entia (> -encia, cualidad de un agente, actividad) a partir del verbo creer, y este viene del latín credere (poner confianza en, creer, confiar en). La explicación más asumida sobre credere es que este verbo se formó con la raíz indoeuropea *kerd- (corazón) y la raíz indoeuropea *dhē- (poner, colocar, arreglar). Así el verbo creer sería “poner el corazón”, poner el ánimo o la confianza en algo, y el creer o la creencia no hacen referencia necesariamente a verdades, o a hechos demostrables del raciocinio, sino aquellos pensamiento, ideas o sentimientos en los que uno pone el afecto, el ánimo o la fe, o en los que uno confía.

************

Hoy te voy invitar a que te acerques al espejo más cercano, o a que te hagas ahora mismo una fotografía (un selfi) con el dispositivo con el que me estás leyendo y que observes, te observes.

¿Cuáles son tus creencias sobre la persona que estás mirando?

¿Crees que es una personas válida?

¿Crees es sus capacidades?

¿Crees que tiene muchos defectos o virtudes?

¿Crees que si te encontraras con esa persona por la calle te llamaría la atención?

¿Crees que su presencia es armoniosa?

¿Crees que es una persona bella? ¿Te enamorarías de esa persona?

Para vivir en armonía, para vivir en equilibrio, para vivir en coherencia, para vivir sabiendo lo que es el amor:

Cree en ti.

Mírate.

Prueba la fotografía consciente.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Proceso