Herida



“(...) Todo ese sacrificio liberó el perdón; al amar su cuerpo, visto hasta entonces como su enemigo, pudo reconocerlo como lo que realmente es, su amigo. Fue a través de su cuerpo herido que su alma abandonada volvió a ella. Gracias a su herida pudo hacerse consciente de su verdadera esencia”. MARION WOODMAN

Libérate. Reconócete. Ámate.

Reserva tu sesión de fotografía consciente.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Proceso

Renacer