La gran mentira




En un momento dado empezamos a dudar de nosotras y nosotros. De nuestras capacidades, de nuestro intelecto, de nuestros cuerpos, de quienes somos.

Viviendo así la gran mentira.

Nuestras vidas sostenidas sobre cosas que no son ciertas,

¿alguna vez has creído que no eras inteligente? Bien, es mentira. ¿Alguna vez te han llamado torpe o listillo? Mentira también

Alguna vez alguien te ha hecho sentir pequeño, o te han hecho pensar que no eras suficiente, suficiente macho, suficientemente amable, que tu cuerpo no era suficiente, que no estabas lo suficientemente preparado, que no eras fuerte o que eras demasiado débil, que no serías capaz.... o te han dicho que eras insoportable, que tienes mal carácter ... te han hecho creer que eres responsable de la salud o del bienestar ajeno ¿?

No te creas nada.

Porque son mentiras y más mentiras para mantenernos desconectadas y desconectados de la verdad de quién somos.

Y por ello, para poder sobrevivir, hemos necesitado construir una personalidad, transformar el cuerpo, alejarnos de las emociones y los instintos primarios o dejar de ver y abrazar a quien amamos.

Nos han hecho responsables de algo que no es responsabilidad nuestra.

Mírate, joder.

Conecta con tu cuerpo, con tu esencia, con las cosas que disfrutabas siendo niño, conecta con tus emociones, conecta con tu instinto.

Y libérate, de los modelos a seguir, de las formas de pensamiento única, del miedo a ser, del miedo a vivir.

Mírate.

Empieza a descubrir la verdad.


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

En ti