Lo que necesitas



Imaginemos que al nacer y durante nuestra época de desarrollo hubiéramos tenido a alguien a nuestro lado diciéndonos que todo lo que necesitamos ya lo tenemos dentro. Contándonos que somos seres sociales, que necesitamos relacionarnos, que en esas relaciones encontraremos experiencias vitales para nuestro desarrollo como seres humanos, pero que todo lo que necesitamos para vivir ya lo tenemos incorporado. Explicándonos que no hay nada que alcanzar y que ya somos más que suficiente.

¿Cómo crees que nos comportaríamos? ¿Qué consumiríamos? ¿Cuáles serían nuestras creencias? ¿cuáles las necesidades? y, ¿por qué o por quién nos sentiríamos atraídos?

Creo que todas las respuestas traerían consigo cosas diferentes de las que actualmente hacemos o tenemos.

No es importante lo hecho hasta ahora, porque la realidad es que todo lo que ha pasado en nuestras vidas nos ha traído hasta aquí, a leer estas palabras, a estar sentado, sentada junto la persona que tienes a tu lado, a sentirte como te sientes en este instante, a tener el gesto o la postura que tienes.

Todo es perfecto.

Me encantaría poder mirarte a los ojos mientras te digo esto: tú también eres perfecta, eres perfecto.

Tú, con todo y en todo, eres pura perfección.

Y si no me crees ven, que yo te lo muestro.

Lo realmente importante es cómo piensas vivir a partir de ahora, que ya sabes la verdad.

No dejes de mirarte.

Reserva tu sesión.


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Proceso