Proceso


Proceso, 1220-50, lat. processus, -ūs, ‘progresión’, por todas las etapas sucesivas de que consta.

Tengo la sensación y casi la certeza de que la vida es un gran juego. Un juego en el que necesitamos saber quién es ese personaje que nos ha tocado representar y disfrutar de todas y cada una de sus cualidades.

Ese personaje se relacionará con otros, y dependiendo de lo que tengan que aprender y vivir pasarán más o menos tiempo juntos, vivirán experiencias más o menos profundas, pero todo ello formará parte de esa perfección del juego.

Digamos que cada experiencia vivida con cada persona fuese una casilla (imagínate el famoso juego de la oca), cada casilla, da igual si vas hacia delante o hacia atrás, forma parte del proceso.

Sin embargo, los procesos, son experiencias únicas e intransferibles.

Me explico,

Imagina que tú que me lees y yo nos encontráramos y viviéramos una parte de nuestros juegos juntos. Tú tendrías unas experiencias y yo tendría otras. Esas experiencias se han “activado” gracias a nuestro encuentro, pero, ni yo puedo hacerte responsable de aquello que me pasa, ni tú puedes intentar hacerme parte de ese proceso que estás viviendo, puesto que es tuyo.

Tened en cuenta que todos partimos de la misma casilla de salida, pero traemos un entorno sociocultural, familiar, generacional y personal distinto.

Siento que por miedo a mirar lo que nos sucede, aquello que se nos mueve por la aparición de otros en nuestras casillas del juego, intentamos escondernos y responsabilizar a los demás de eso que solo nos pertenece a nosotros, a nosotras.

Observemos qué se esconde tras esas emociones, tras esas experiencias y aprendamos a reírnos de nosotros mismos, de las cosas que nos pasan, de los sentimientos que se nos despiertan y agradezcamos a cada persona encontrada en el tablero todo lo vivido.

Mírate, ríete y disfruta.

14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Renacer